La radio líder en La Rioja

La Obra Social “la Caixa”, el Gobierno de La Rioja y el Ayuntamiento de Logroño prevendrán las situaciones de soledad no deseada entre las personas mayores

La directora general de Servicios Sociales, Celia Sanz; la alcaldesa del Ayuntamiento de Logroño, Cuca Gamarra; la directora territorial de CaixaBank en Aragón y La Rioja, Cristina González, y el subdirector general de la Fundación Bancaria ”la Caixa”, Marc Simón, han presentado esta mañana el proyecto Siempre Acompañados, que pretende paliar las situaciones de soledad no deseada entre las personas mayores. El proyecto arrancará en los barrios de Madre de Dios – San José y se trasladará también al barrio La Estrella y la zona Centro de la ciudad.

En Logroño, las personas de más de 65 años representan el 17 % de la población (un número que asciende al 21 % en el Distrito Este al que pertenece Madre de Dios-San José). Además, el 26 % de las personas mayores de Logroño viven solas, un dato que asciende al 38% en Madre de Dios-San José.

Como señala la alcaldesa de Logroño, “el envejecimiento de la población es uno de los retos que como sociedad debemos abordar, porque para tener una sociedad fuerte y de futuro tenemos que promover una tercera edad activa y con calidad de vida. Nuestros mayores están deseando seguir aprendiendo y seguir participando, y desde las administraciones tenemos la obligación de facilitarles los instrumentos para evitar su aislamiento y facilitar su implicación social. Así lo estamos haciendo desde el Ayuntamiento, a través de programas como el que es objeto de este convenio o incluso de acciones normativas como la de incluir la soledad dentro de los criterios que determinan la concesión del Servicio de Ayuda a Domicilio”.

Ante la probabilidad de que aumenten las situaciones de soledad no deseada en este colectivo y debido al convencimiento de que hay que fomentar comunidades que sean amigables y protectoras con las personas de su entorno, el programa de Personas Mayores de la Obra Social ”la Caixa” ha puesto en marcha Siempre Acompañados, un programa cuyo objetivo es la sensibilización del conjunto de la población sobre el fenómeno de la soledad no deseada y la construcción de una red sólida dentro de la comunidad para fortalecer el apoyo social y acompañar a las personas mayores.

En palabras del subdirector general de la Fundación Bancaria “la Caixa”, Marc Simón, “el proyecto propone un nuevo modelo de intervención centrado en las personas y con vocación comunitaria que incluye acciones de carácter preventivo y de intervención directa de las situaciones detectadas con el objetivo de paliar el sentimiento de soledad de las personas, contando con ellas como agentes principales de su cambio, reconociendo sus necesidades, sus deseos y su capacidad para afrontarlo”.

En Logroño, el proyecto está coordinado por Cruz Roja La Rioja y ha dado sus primeros pasos con la elaboración de una diagnóstico social que ahonda en las características sociodemográficas de Madre de Dios-San José y en la construcción de un grupo de trabajo conformado por agentes y 28 entidades sociales, administraciones públicas y ciudadanía que pretende facilitar una respuesta integral y coordinada a estas situaciones.

Por su parte la directora general de Servicios Sociales, Celia Sanz, ha remarcado que “con programas como éste se trata de combatir la soledad y el aislamiento de nuestras personas mayores” antes de destacar la función social del programa Acompaña2, puesto en marcha por el Gobierno de La Rioja, y que se centra en detectar y atender muchas situaciones de soledad no deseada entre nuestros mayores. “Queremos que ninguna persona mayor se sienta sola, y nuestros esfuerzos se vuelcan en consolidar una red de proximidad distribuida en el mundo rural”.

Además, Sanz ha subrayado que el aumento de la esperanza de vida ha obligado al Gobierno de La Rioja a cambiar el enfoque en las políticas dirigidas a personas mayores. “Frente a una atención meramente asistencial, ahora hacemos hincapié en la prevención del deterioro físico y cognitivo”, y esta labor se hace realidad, ha continuado a través del trabajo comunitario de agentes sociales y colectivos. “Ellos son nuestros testigos más cercanos, que nos ayudan a prevenir situaciones de este tipo”, ha destacado Sanz.

El sentimiento de soledad, si se mantiene en el tiempo, puede afectar la salud de las personas mayores y conllevar una pérdida de su calidad de vida. Siempre Acompañados trabaja de forma transversal con el proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural, impulsado por el Ayuntamiento de Logroño y la Obra Social “la Caixa” y en desarrollo desde hace años en los barrios para enriquecer la red de recursos y posibilitar que se amplíe la atención a las personas.

Siempre Acompañados ya se desarrolla en Terrassa, Girona y Tortosa desde hace casi cinco años. Su despliegue, de carácter piloto, estuvo acompañado de un proceso de evaluación a cargo del Instituto de Gobierno y Políticas Públicas de la Universitat Autònoma de Barcelona. Esta evaluación ha confirmado la fortaleza del programa en la creación de espacios inéditos de reflexión y trabajo conjunto entre una diversidad de agentes, tanto del ámbito profesional como de la ciudadanía, y en dar visibilidad y respuesta a una realidad que es compleja y que necesita un abordaje específico y comunitario que ponga a las personas en el centro de la atención y adapte las respuestas a sus necesidades.

El año 2017 representó un año de consolidación del programa en los tres territorios y de ampliación a nuevas poblaciones: Tàrrega, Santa Coloma de Gramenet, Jerez de la Frontera, Logroño y Palma.

Una soledad no deseada problemática

Durante el mes de mayo, el proyecto Siempre Acompañados ha realizado una encuesta para averiguar cuál es la percepción del envejecimiento y de las situaciones de soledad en los ocho territorios donde se despliega el programa, con una muestra de 1.688 individuos. Uno de los resultados más relevantes es que al 75 % de los encuestados le preocupa la soledad y más del 90 % considera que la soledad es un problema para las personas mayores.

La familia sigue siendo el apoyo principal de las personas mayores, tanto por puntuaciones más elevadas que la red social en lo relativo al apoyo, como por la importancia que se le da en la responsabilidad de actuar frente a los problemas de soledad. Precisamente en cuanto al abordaje de la soledad, se atribuye una elevada responsabilidad a las familias (8,65 puntos) y a la Administración (8,51), y bastante menos a las entidades sociales (6,35), a la propia persona (6,10) y a los vecinos (5,21).

En la encuesta también se constata una percepción estereotipada de la vejez: el 75 % acepta como normales los problemas de salud y el deterioro físico y mental en esta etapa de la vida, y más del 50 % considera que las personas mayores son como niños y, por lo tanto, infantiliza a este colectivo y lo hace especialmente vulnerable ante situaciones de aislamiento o fragilidad, lo cual puede dar lugar a un trato inadecuado.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.