La radio líder en La Rioja

Presentado un programa para detectar problemas emocionales y de comportamiento entre el alumnado riojano

0

EP.- Los consejeros de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, y de Educación, Formación y Empleo, Alberto Galiana, respectivamente han presentado esta mañana en el CEIP Juan Yagüe de Logroño, el programa de prevención en Infancia y adolescencia que se pondrá en marcha entre los alumnos de educación infantil y primer ciclo de educación primaria.

Tal y como ha destacado Escobar, el programa, que ejecutará la Asociación Pro Infancia Riojana (APIR) en cuatro centros educativos, busca “intervenir de forma temprana y con carácter preventivo en problemas emocionales y comportamentales en la infancia y adolescencia a través de los centros educativos, y de la formación específica a profesores y a las familias. Se trata del primer protocolo integral de infancia puesto en marcha en nuestra comunidad.”

“El objetivo es que podamos detectar cuanto antes trastornos mentales y de comportamiento en los alumnos y que, una vez descubiertos, actuemos para frenar su evolución y evitar así el sufrimiento de estos niños y de sus familias. Por eso es muy importante que contemos con la ayuda de madres y padres, para que pidan asesoramiento ante cualquier mínimo síntoma que perciban en sus hijos”, ha añadido Escobar.

En este sentido, el consejero ha recordado que el programa se enmarca en la política de infancia que está desarrollando el Gobierno de La Rioja y que está centrada en la atención y protección de los menores con el objetivo prioritario de desarrollar acciones de prevención. Bajo este enfoque se ha desarrollado la Estrategia de Infancia y Adolescencia, base del futuro Plan de Infancia y la reforma de la Ley del Menor.

Por su parte, el consejero de Educación, Formación y Empleo ha destacado la puesta en marcha de este programa de prevención como “un ejemplo de colaboración entre consejerías en la búsqueda de una mejor calidad educativa en nuestra región. Un modelo centrado en el alumno que trabajará además con toda la comunidad educativa”, ha añadido Galiana.

Además, el consejero de Educación ha destacado que “con este programa aportaremos nuevas herramientas al profesorado para que puedan detectar cualquier dificultad por la que esté atravesando el alumno. Y eso implica también estrechar nuestra relación con las familias ya que el entorno familiar y el entorno educativo son contextos de desarrollo infantil complementarios”, ha destacado Galiana.

PROGRAMA DE PREVENCIÓN EN INFANCIA Y ADOLESCENCIA

Este programa está dirigido a menores de educación infantil y primer ciclo de educación primaria, de 3 a 8 años, se llevará a cabo en el CRA Las Cuatro Villas de Agoncillo y en los colegios Escolapios, el CEIP San Pío X y el CEIP Juan Yague de la capital y contará con tres ejes fundamentales: la capacitación profesional, la formación especializada a las madres y padres, y la intervención.

La capacitación profesional buscará por un lado, formar a los profesionales de Educación para que puedan resolver situaciones de dificultad o conflictividad siendo además un primer apoyo a los padres y madres y, por otro, capacitarles para la detección de indicadores que puedan revelar una necesidad de intervención o al menos, una valoración de la misma.

Se realizará a través de asesoramiento puntual a modo de consultoría y talleres o acciones formativas específicas abiertas a demanda del profesorado.

La formación especializada a madres y padres está enfocada con una triple finalidad:

– Adquirir conocimientos y pautas para fomentar un desarrollo adecuado de sus hijas e hijos, previniendo así futuros desajustes, o en caso de darse, mejorando su pronóstico
– Detectar situaciones que puedan requerir de una intervención
– Fomentar un estilo parental terapéutico o reparador para que los menores cuenten en el hogar con la comprensión útil, el apoyo inteligente y la nutrición emocional necesaria para que puedan superar los avatares del desarrollo evolutivo.

A través de talleres y sesiones se buscará la implicación de las familias y ampliar el concepto de escuela de padres y madres, para que sea el centro el que se acerque a la familia y esté al servicio del maestro.

La intervención propone intervenir precozmente con el fin de evitar la cronificación, el mal pronóstico de las intervenciones tardías y lo que es más importante, el sufrimiento innecesario.

Este programa se centrará en diversos objetivos:

– Aportar a los profesionales de la educación herramientas y técnicas que les permitan afrontar las dificultades que, por cualquier circunstancia, presenten niños o niñas.

– Capacitar al profesorado en la detección de indicadores de riesgo y formar en el manejo de los protocolos de detección y mortificación.

– Facilitar el diálogo entre profesorado y familias, fortaleciendo la figura de profesores y profesoras como agentes involucrados, interesados y expertos.

– Concienciar a padres y madres en el ejercicio de una parentalidad positiva y competente.

– Sensibilizar a las familias para que soliciten asesoramiento ante cualquier dificultad que perciban en sus hijos o hijas con el fin de actuar precozmente.

– Proporcionar un recurso socieducativo y de salud mental a niños y niñas que sufran problemas piscológicos, de adaptación o de comportamiento.

– Contribuir a mejorar los procesos de comunicación en la familia y con los iguales.
– Desarrollar habilidades de resolución de conflictos, negociación y toma de decisiones.
– Prevenir la violencia de género.
– Sensibilizar y fomentar valores como la corresponsabilidad, la solidaridad, la tolerancia, la convivencia pacífica, etc.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.