La radio líder en La Rioja

La alcaldesa de Logroño visita Avenida de Burgos cuando están a punto de finalizar las obras de remodelación

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha visitado esta mañana las obras de Avenida de Burgos cuando están a punto de finalizar en el tramo que ha comprendido la primera fase, entre Paula Montalt y Portillejo.

La remodelación de esta vía, que ha convertido lo que era una carretera de acceso a la ciudad en una calle más del casco urbano, se ha prolongado por cerca de siete meses y el Ayuntamiento ha invertido en ella 1,34 millones de euros.

La actuación ha consistido en habilitar un vial de dos calzadas (de 7,5 metros cada una) y doble sentido de circulación, separados por una mediana de 1,50 metros. Se ha construido una rotonda en el cruce de Avenida de Burgos con Portillejo, de 22 metros de diámetro, que ha sido posteriormente ajardinada.

La aceras tienen una anchura de 7 metros, destacando en la Norte una doble hilera de árboles y dos tipos diferenciados de pavimentación. La acera Sur se ha acondicionado para su uso peatonal además de haber sido dotada de aparcamientos para dar servicio a los comercios de la zona.

Con el fin de evitar el exceso de velocidad en la circulación, se ha construido un paso elevado a la altura de la calle Donostia. Todos los elementos de señalización horizontal y vertical han sido renovados, así como los elementos de jardinería y de mobiliario urbano. Los servicios (saneamiento, abastecimiento, riego, telecomunicaciones, alumbrado público, gas y electricidad) son también nuevos.

La longitud total de la obra ha sido de 350 metros, asimismo se han empleado 3.680 metros cuadrados de dos tipos de baldosas para pavimentar las aceras y 605 metros cuadrados de hormigón impreso para vados y medianas. Los viales asfaltados ocupan 6.700 metros cuadrados. Además, se han colocado 46 farolas, 28 conjuntos de bancos y papeleras y 65 árboles de diferentes especies.

Durante la visita, la alcaldesa ha destacado la importancia de esta obra por el “incremento de la seguridad vial” que representa tanto para los vehículos como, sobre todo, para los peatones que querían pasar al otro lado de la calle. Gamarra ha recordado las reiteradas peticiones de los vecinos tanto de Yagüe como de El Arco para que se llevaran a cabo medidas de control de la velocidad y otras mejoras en la accesibilidad como el acondicionamiento de aceras.

La alcaldesa también ha valorado el cambio de imagen en la que es “una de las entradas a la ciudad”. Además, ha confirmado la inclusión de una partida en los Presupuestos del 2012 para iniciar durante este año los trabajos previos para acometer la urbanización de la segunda fase del proyecto en 2013. En concreto, para llevar a cabo estas obras será preciso negociar con varias de las empresas que aún están instaladas en esa zona de Avenida de Burgos.

 La segunda fase del proyecto afectará al tramo comprendido entre Portillejo y Pradoviejo.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.